¡Cuidado! Niños a bordo

Es un hecho. Los niños son pasajero complicado: comportamientos inesperados, peleas, paradas de urgencia, puertas abiertas. Viajar con un niño en el asiento de atrás puede convertir nuestro trayecto en toda una aventura en la que lo más importante es preservar siempre la seguridad.

Las distracciones son una de las principales causas de accidentes de tráfico, una simple mirada al espejo retrovisor para ver cómo están nuestros hijos puede suponer una pérdida de concentración fatal. Por eso, queremos ayudarte en la complicada tarea de distraer a los más pequeños, para que ellos no te hagan perder la atención a ti.

Juegos

Antes de la llegada de las nuevas tecnologías a nuestras vidas, los juegos eran la técnica más popular para mantener distraídos a los niños en el coche.

Existen infinidad de opciones y el único límite es vuestra creatividad, pero algunos de los juegos de palabras tradicionales más famosos para viajar en coche son:

-          Veo veo: un clásico infantil, el juego comienza con un jugador que escoge un objeto a la vista (una moto, una nube, etc.) y le dice al resto de jugadores la letra por la que empieza. Estos tendrán que adivinar de qué objeto se trata mediante preguntas.

-          Adivina adivinanza: con este pequeño juego de palabras comienzan una serie de acertijos que los niños tendrán que adivinar. Hay desde libros infantiles que recopilan miles de ellas, aplicaciones, hasta múltiples opciones en internet.

-          Palabras encadenadas: se establecen turnos entre los jugadores y el primero comienza diciendo una palabra al azar. El siguiente jugador tendrá que formar otra palabra diferente que empiece con la última sílaba tónica de la palabra del jugador anterior.

-          Tesoro escondido: un jugador selecciona un objeto cualquiera, un “tesoro escondido” que el resto de jugadores tienen que adivinar a través de preguntas simples, con respuestas de sí y no.

Películas, series y dibujos animados

Nuestro trabajo como educadores a la hora de controlar a los niños en el coche se ha simplificado notablemente a partir de la partir de la expansión de las pantallas a todas las familias: smartphones, tablets, ordenadores y DVD portátiles, etc. Tan solo necesitamos un teléfono con conexión a internet para mantener distraídos a los más pequeños con el episodio de su serie favorita o una película en plataformas bajo demanda.

Música

“La música amansa a las fieras” este cliché puede servirnos de paradigma para entretener al público infantil durante el trayecto hasta nuestro destino. Desde sus canciones favoritas pasando por la radio hasta audiolibros, las posibilidades son infinitas. Gracias a la música, no tendremos que comprobar por el espejo retrovisor que los niños están bien ya que los oiremos cantar.

Dibujos

Dibujar es una de las actividades preferidas de los niños. Además, desarrolla su creatividad e imaginación. Para que los niños dibujen en el coche solo necesitas contar con una superficie rígida (una tabla, un libro de tapa dura, etc.), papel y lápices de colores (recomendamos no emplear rotuladores, acuarelas y otros instrumentos que puedan manchar la tapicería del coche).

Una buena opción para que los niños dibujen también puede ser una pizarra magnética, no mancharán nada y la puedes transportar cómodamente donde necesites.

Seguridad vial para niños

Es nuestro deber mantener la seguridad al volante en cualquier circunstancia, sobre todo si nos acompañan niños. No solo por la seguridad de ellos, también por el ejemplo que le transmitimos. Los viajes en coche son una buena oportunidad para iniciar a los más pequeños en el ámbito de la seguridad vial, siempre cuidando de aspectos como el cinturón, las sillas para niños y una conducción tranquila y suave.

Gracias a estos consejos, el número de miradas al espejo retrovisor se reducirá bastante. No obstante, es importante mantener el contacto visual con la parte de atrás del vehículo: si necesitas un espejo retrovisor de repuesto puedes encontrarlo en desguaces online como Desguace París. 



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario