El compresor: una de las piezas clave en tu automóvil

En ocasiones pasamos por alto que para que nuestro vehículo presuma de tener un correcto funcionamiento, son muchas las piezas que deben funcionar a la perfección en todo momento. Ahora que se aproximan paulatinamente las altas temperaturas, resultaría peculiarmente estoico subirse a un automóvil sin hacer uso del aire acondicionado, ¿verdad? Como sabemos que, de momento esa ardua idea aún no entra en tus planes, hoy te explicamos cuál es el funcionamiento del compresor y cómo consigue adaptar la temperatura deseada al interior de nuestro vehículo.

Podríamos decir que el compresor actúa como “corazón” de nuestro vehículo, un componente clave a la hora de proporcionar la temperatura adecuada. Su correcto funcionamiento resulta indispensable si deseamos sentirnos cómodos en el interior de nuestro automóvil. El compresor se trata de una bomba de calor reversible situado en el exterior del automóvil que cumple la función de refrigerar el interior.

¿Cuál es el funcionamiento del compresor?

Seguro que muchos de vosotros os estáis preguntando cómo el compresor consigue llevar esto a cabo. “Muy sencillo”, se encarga de comprimir, de ahí su nombre, el fluido refrigerante o gas y esto permite generar un periodo de compresión-descompresión lo que produce una transferencia de calor de un lado del circuito al otro. La fuerza generada por el compresor hace que éste comprima el gas que llega en estado gaseoso desde el evaporador. Lo que consigue esta presión es que aumente la temperatura del gas que , por consiguiente, vuelve a su estado líquido y se calienta. Esto permite la transferencia del calor hacia el interior del vehículo. En cuanto al compresor de aire acondicionado, éste funciona mediante energía eléctrica.

Igual de importante que es el componente del compresor, lo son los elementos que se encargan de que éste pueda realizar su función refrigerante a la perfección. Así, el aceite, la válvula, los pistones, los anillos elásticos, los sellos, los cojines para el empuje y las placas oscilantes resultan factores claves para su correcto funcionamiento.

Para que nuestro compresor no ocasione problemas, es necesario que éste se encuentre en buen estado, por lo que el buen mantenimiento de la pieza evitará que éste ocasione problemas. Además, cabe destacar que una reparación del compresor del aire acondicionado, resulta, en multitud de ocasiones un gasto realmente costoso, por lo que debemos asegurarnos de su correcto estado.

Consejos para el mantenimiento del compresor del aire acondicionado

A continuación te facilitamos una serie de recomendaciones para que con la llegada del verano puedas garantizar el disfrute del aire acondicionado. Así podrás hacer frente a las temperaturas más extremas con toda comodidad, ¡atento!:

-El primer consejo que queremos facilitarte es realmente sencillo. Consiste únicamente en encender al menos una vez al mes el aire acondicionado, sea la temporada que sea. ¿El motivo? Esto evitará que los conductos se resequen y que en su interior nazcan y proliferen bacterias o seres no deseados. Asimismo, esto hará que el compresor pueda funcionar con normalidad.

-Debes darle tiempo al coche para que el compresor comience a funcionar. Esperar unos minutos antes de encenderlo será lo ideal.

-Si crees que el aire acondicionado no enfría con la fuerza necesaria, tranquilo, que no cunda el pánico. En ocasiones, los conductos o el filtro está obstruido por la suciedad, en este caso, una limpieza a fondo solucionará el problema. En caso de que los inconvenientes persistan, llevarlo a tu taller de confianza será la mejor opción.

-Cambiar el filtro con relativa frecuencia nos asegurará evitar numerosos problemas en el compresor. Su recambio es realmente sencillo y puedes realizarlo tú mismo, además, el precio es bastante económico. No obstante, realizar el cambio del filtro puede conllevar consigo cantidad de ventajas como evitar malos olores o asegurarte que el aire que entra en el interior del coche esté libre de partículas nocivas.

Ya sabes, si quieres que tu coche está a punto para combatir las altas temperaturas, no dudes en revisar el funcionamiento del compresor de tu vehículo. No olvides acudir a tu taller de confianza en caso de que desees asegurarte de su correcto funcionamiento.



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario