Qué funciones cumple el radiador de coche

El sistema de refrigeración de tu vehículo es un aspecto fundamental para que funcione correctamente. Uno de los elementos que forma parte de este sistema es precisamente el radiador de coche.

Es el encargado de mantener una temperatura óptima del coche, dado que el calor o el frío extremo, puede dañar seriamente algunos componentes del automóvil. ¿Conoces cómo funciona y cuáles son las funciones del radiador de coche? Atento porque probablemente te sorprenderá.

Por qué es importante el radiador de coche

Cuando encendemos nuestro vehículo, el motor del mismo adquiere temperaturas altísimas, rozando los 300º en la cámara de combustión. El coche puede soportar tantos grados durante poco tiempo.

Tal temperatura puede resultar dañina para algunos elementos, por lo que el radiador de coche comienza a trabajar para que la temperatura se vea reducida rápidamente. El refrigerante, que es el principal material con el que trabaja el radiador de coche, hace que el vehículo mantenga una temperatura que oscile entre los 80º y los 90º grados, ya que es la óptima para un buen funcionamiento.

Componentes y funcionamiento del radiador de coche

¿Cómo lo hace? Antes de detallar cómo surge el proceso de enfriamiento, conviene enumerar los elementos que lo componen: El radiador de coche cuenta con dos tubos de cobre, un tanque, una bomba de agua, un panal donde se refrigera el líquido y un ventilador.

La bomba del circuito de refrigeración es la que se encarga de que circule el líquido refrigerante a lo largo de todo el panal. Los manguitos, por su parte, cumplen con la función de llevar el refrigerante del motor al radiador. El termostato es otra importante pieza del radiador del coche que bloquea o permite el paso del agua dependiendo de si la temperatura es la adecuada.

Cuando el líquido refrigerante realiza todo el circuito, la temperatura se ve reducida considerablemente gracias al ventilador con el que cuenta este sistema del radiador del coche, que coge aire del exterior y facilita el proceso. Ese aire frío del exterior entra por la parte delantera, a través de la parrilla del coche.

Cómo comprobar que el radiador de coche esté en perfecto estado

Como ya has podido comprobar, sin el radiador de coche, se alcanzarían temperaturas tan altas en tu vehículo, que sería imposible circular.

Para mantenerlo en buen estado, es necesario que esté limpio y que no se acumule suciedad del exterior, ya que puede obstruir el ventilador y que este no realice su función correctamente. Realiza limpiezas internas al radiador de coche con mucho cuidado y si usas algún producto, asegúrate que sea recomendado por el fabricante.

El proceso por el que se produce el enfriamiento se lleva a cabo permanentemente mientras el coche está en funcionamiento. Para comprobar que el radiador de coche funciona correctamente, permanece atento al cuadro de mandos, donde hay un indicador que te informa de la temperatura del vehículo. Recuerda que la temperatura media debe oscilar entre los 80-90 grados, pero nunca sobrepasar los 100º a menos que estemos realizando un adelantamiento o subiendo una pendiente, casos donde el coche se revoluciona y aumenta más la temperatura.

Un motivo de ese sobrecalentamiento, más allá de la suciedad acumulada que puede tener el sistema, es que el coche se haya quedado sin líquido refrigerante. Recuerda que es esencial para que el sistema de refrigeración trabaje. Conviene revisar el vehículo en frío de vez en cuando para comprobar que los niveles de líquido son óptimos.

Encuentra tu radiador de coche al mejor precio

¿Estás buscando un repuesto de radiador de coche? En Desguace París contamos con montones de repuestos que te permitirán ahorrar al cambiar un componente de tu vehículo. Entra en nuestro buscador online y encuentra ya el radiador de coche de tu marca y modelo.



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario