Infracciones al volante

En el verano se producen muchos desplazamientos debido a la época de vacaciones, por eso, la Dirección General de Tráfico aumenta la vigilancia en julio y agosto; para evitar posibles infracciones, accidentes y otros infortunios relacionados con la circulación.

Las infracciones más frecuentes entre los conductores españoles son por exceso de velocidad, por consumo de alcohol y drogas y por no realizar el mantenimiento del vehículo adecuadamente. El incumplimiento del código de circulación, especialmente en estos casos, puede costar mucho más de las simples pérdidas materiales o un coche siniestrado. Por eso, la DGT realiza múltiples campañas de concienciación, campañas de seguridad vial de forma regular y en fechas señaladas como el verano, cuándo el número de accidentes aumenta.

Por otra parte, existen una serie de infracciones de menor importancia (no suponen la misma sanción ni el mismo riesgo que las señaladas anteriormente) en la que muchos conductores caen por falta de conocimiento del código de circulación.

Muchas personas no saben que está prohibido, por ejemplo, conducir sin el calzado adecuado o sin camiseta, y se encuentran con una desagradable sorpresa cuando salen un domingo de agosto con el coche a comprar el pan en bañador y chanclas.

Conducir con chancletas

El argumento normativo para poner una sanción de 80 euros a las personas que conducen con un calzado inadecuado o descalzas es la disminución de las condiciones para controlar el vehículo. El artículo 17 del RGC (Reglamento General de Circulación) especifica claramente que los conductores tienen la obligación de encontrarse en condiciones para controlar el coche y con un calzado inadecuado podemos perder fácilmente dicho control. 

Si nos descuidamos en eso y nos para la policía podemos llevarnos a casa una multa de 80€ (reducible a 40€) sin pérdida de puntos

No llevar camiseta mientras conduces

Sí, no llevar camiseta puede suponer un peligro para la seguridad vial. La base de esta sanción, también de 80 euros sin puntos reducible a 40 euros, la encontramos en el artículo 18 en el cuál se especifica que el conductor está obligado a garantizar su propia seguridad.

Si sufrimos un accidente y no llevamos la camiseta puesta, corremos un riesgo mayor debido a la rozadura del cinturón y al impacto del airbag que pueden provocar quemaduras graves y otras heridas.

También podemos ser sancionados si el oficial evalúa que conducir sin camiseta puede influir en nuestras condiciones para conducir o afectar a los demás conductores que circulan por la carretera.

Sacar el brazo o apoyar el codo en la ventanilla

Como te advertíamos en artículos anteriores, si quieres ahorrar combustible en los meses de verano es preferible que pongas el aire acondicionado a que bajes la ventanilla. Si tienes calor, es preferible que subas el cristal; así evitarás un gasto innecesario de combustible y la tentación de incurrir en la infracción de sacar el brazo por la ventanilla.

La multa por esta práctica, sostenida en la obligación del conductor de que tanto él como los pasajeros mantengan la posición adecuada en el vehículo, también es de 80€ reducibles a 40€ que no implican la pérdida de puntos del carnet de conducir.

Lanzar colillas de cigarro a la carretera

Además de la distracción que supone encender un cigarrillo y fumar al volante, tirar las colillas por la ventana no solo es una amenaza para nuestra seguridad y la de los demás coches que circulan junto a nosotros en la carretera. También es una infracción gravísima contra el medio ambiente, ya que una colilla encendida (sobre todo en las condiciones climáticas de verano) puede provocar un incendio al caer sobre plantas o materiales inflamables.

Por eso, la ley prohíbe terminantemente tirar objetos que puedan producir incendios o accidentes y establece una sanción de 200€ y la retirada de 4 puntos del carnet de conducir a quién la provoque.

Puede parecer que las infracciones que acabamos de mencionar jamás van a acabar en un accidente grave con un coche siniestrado o una pérdida mayor, pero nunca sabemos cómo se van a desarrollar las circunstancias. Por eso, mejor estar prevenidos ante todas las situaciones, para evitar un coche siniestrado o una multa veraniega. 



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario