El radiador de coche y la importancia de su funcionamiento

En ocasiones anteriores hablábamos de la trascendencia de la figura del compresor para el correcto funcionamiento del aire acondicionado. No obstante, resulta obligatorio hablar de otro elemento clave en la actividad refrigeradora: el radiador de coche. El radiador de coche resulta una una pieza esencial en todo automóvil. Esta cumple la función de evitar que se produzcan posibles sobrecalentamientos en el motor así como proporcionar el máximo rendimiento al motor en todo momento.

Seguro que más de una vez y más de dos te has preguntado cómo lleva a cabo su función el radiador de coche. Bien, el radiador de coche logra garantizar esa actividad refrigeradora gracias a unos tubos de cobre, dos tanques, situados en paralelo y relativamente separados. Estos tubos, llamados haces, cuentan con una especie de aletas en sus extremos que aumentan la superficie, permitiendo que se elimine el calor interno. El proceso que lleva a cabo es el siguiente:

-Podemos decir que el funcionamiento del radiador de coche se inicia desde el momento en el que arrancamos el coche. Para comenzar, los tubos de los que hablábamos anteriormente se encargan de recibir el refrigerante caliente procedente del motor.

-El aire que viene de las aletas situados en los extremos se encargan de contrarrestar el calor mediante el enfriamiento empujado por un ventilador.

-Una vez que la temperatura es baja, el refrigerante vuelve a su lugar de origen mediante el tanque inferior del radiador.

-Cuando el motor no alcanza la temperatura requerida, una pieza conectada entre el radiador de coche y el bloque de motor que funciona como refrigerante, permanece cerrado impidiendo que entre el líquido en su interior. Posteriormente, éste se abre para mantener el calor requerido por el propulsor.

-Además, es imprescindible tener en cuenta que es necesario que el circuito refrigerante se encuentre siempre lleno para poder realizar su función correctamente.

Como has podido observar, el funcionamiento del radiador de coche sigue un mecanismo relativamente complejo que requiere que todos sus elementos funcionen a la perfección. Es por eso mismo por lo que mantener en buen estado cada una de estas piezas resultará primordial para su correcta actividad. A continuación te facilitamos una serie de curiosidades sobre el radiador de coche que deberías tener en cuenta.

Qué debes saber sobre el radiador del coche…

-¿Sabías cuál es la duración de la vida útil de un radiador de coche? Pues afortunadamente, nos alegra comunicarte que su vida es bastante larga si su mantenimiento sigue las exigencias requeridas. Ni más ni menos que hasta diez años puede permanecer el radiador de tu coche en correcto funcionamiento.

-¿Qué puedes hacer para alargar la vida de tu radiador del coche? Te aconsejamos que para que esta pieza proporcione el mayor rendimiento posible, cambiar con frecuencia el líquido refrigerante de tu vehículo será la mejor opción. Tranquilo, no huyas de esta tarea, es realmente sencilla y podrás realizarla siguiendo las instrucciones de tu vehículo.

-¿Cuál son los principales problemas que se producen en el radiador del coche? El fallo en su funcionamiento por: contaminantes que se introducen en el sistema; cuando el líquido refrigerante cuenta con demasiada agua; cuando las mangueras que conectan al radiador con el motor no realizan su función y provocan que el líquido salga, provocando recalentamientos en el motor.

Por último, no olvides mantener en buen estado el radiador de tu coche, sin duda alguna, esto ahorrará posibles problemas en el funcionamiento de tu vehículo. Recuerda además acudir con relativa frecuencia a tu taller de confianza para garantizar el buen estado del radiador de coche y si es necesario, cambialo. ¡No te la juegues!



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario