Alternadores de coches, cómo y cuándo cambiarlos

en

El alternador es una pieza clave en la composición de un motor, se trata del encargado de transformar la energía mecánica en energía eléctrica, además es el encargado de almacenar esta energía en la batería. Esta pieza de vital importancia toma su nombre de la corriente alterna que genera a través de los distintos procesos de inducción a los que se somete para producirla.

El alternador está formado por tres piezas:

– El rotor: se trata de un inductor que crea un campo magnético, el cual genera la tensión eléctrica al recibir energía mecánica.

– Estator: es el conductor que está sometido al campo de fuerza donde se va a producir la transformación.

– Regulador de voltaje: este va condicionado a las revoluciones del motor, de esta manera, si el motor necesita más energía estará indicado por un aumento de revoluciones.

Funciones principales del alternador

La principal función del alternador es proporcionar energía en forma de corriente eléctrica al conjunto de la red eléctrica del vehículo que se encuentra almacenada en la batería. El alternador aprovecha la fuerza del motor para generar y almacenar dicha energía.

A través de la correa del alternador se consigue transmitir esta energía del motor al alternador y a los diferentes elementos del vehículo que requieren energía.

Fallos del alternador, cuando cambiarlo

Hoy en día es cada vez mayor el volumen de energía eléctrica que los vehículos precisan debido principalmente al elevado número de componentes eléctricos de los que dispone, gracias a los cuales nos proporcionan una comodidad extra, esto hace someter al alternador a un esfuerzo mayor por lo que su vida útil se ve afectada y reducida.

Estos distintos componentes eléctricos también nos permiten a su vez detectar antes los fallos que se producen en el alternador.

Síntomas de que hay que cambiar el alternador

– Luz de aviso de fallo del alternador: los vehículos normalmente disponen de una luz que avisa de que el alternador está fallando.

– Errores de los componentes eléctricos: cuando el alternador eléctrico comienza a fallar, la batería no se carga correctamente, lo que conlleva que los diferentes componentes eléctricos comiencen a dar fallos, lo que nos suele avisar de que el alternador no funciona correctamente.

– Ruidos extraños: cuando la correa del alternador comienza a fallar, por desgaste o por rotura, es fácil reconocer que el alternador está roto ya que esto genera un ruido bastante peculiar y muy reconocible.

– Batería baja: que la batería esté baja cuando aún no ha acabado su vida útil es un síntoma muy reconocible de que el alternador está fallando y debemos de ir a cambiarlo, una buena y económica solución puede ser ir a algún desguace de confianza y comprar un alternador de segunda mano.

Os recomendamos que prestéis mucha atención a vuestro alternador en estas fechas, teniendo en cuenta que de él dependen todos los elementos eléctricos del coche y en las fechas en las que nos encontramos no podemos arriesgarnos a que estos comiencen a fallar y nos fastidie un viaje, o simplemente comience a dar fallo el aire acondicionado y podamos sufrir algún accidente a causa del calor.

Visítenos en Desguace París si desea encontrar un alternador de segunda mano óptimo para su vehículo.