Repuestos de coches: el filtro de aceite

en

Los repuestos de coches para el filtro de aceite son uno de los recambios más solicitados, pero ¿a qué se debe esto? Aunque no lo parezca, el filtro de aceite es una de las piezas más importantes en el mantenimiento de elementos clave como el motor.

En este artículo desvelamos la importancia de los filtros de aceite y te realizamos algunas recomendaciones en la sustitución y elección de repuestos de coches

Qué es el filtro de aceite

Para comprender qué es el filtro de aceite lo principal es conocer qué es el aceite del motor, ya que la función del primero está directamente relacionada con la del segundo.

El aceite del motor es un líquido lubricante que se emplea principalmente para reducir la fricción de las partes móviles del motor. Además de lubricar, el aceite del motor es necesario para mantener las piezas del motor en buen estado y mantener una temperatura estable.

El filtro es el encargado de mantener dicho aceite lubricante libre de impurezas y partículas dañinas para el sistema interno del vehículo.

Cómo funciona el filtro de aceite

El filtro de aceite tiene un funcionamiento simple y similar al de cualquier otro filtro ubicado en el vehículo (como el filtro del aire acondicionado). Está compuesto por un tubo donde se alojan dos o más capas filtradoras de diferente grosor: habitualmente una destinada a atrapar las partículas más grandes y otra a las más pequeñas (y comunes).

Además de estos elementos, los filtros de aceite también constan de dos válvulas: una de ellas para asegurar que el aceite continúa pasando al motor cuando el filtro se obstruye y otra que evita que el aceite quede en el cartucho cuando el coche está apagado.

Cuando el filtro ha quedado obstruido se enciende un piloto que avisa al conductor del fallo en el sistema.

Normalmente su diseño es cilíndrico y poroso, con una cavidad central en la que quedan atrapadas las partículas y que está conectada a un conducto por el que sale el aceite una vez filtrado.

Tipos de filtro de aceite

Existen muchas variedades de filtros para el aceite del motor en función del grosor de las capas que se encuentran dentro del cartucho que conforma la estructura principal, las funcionalidades de las válvulas o la calidad de los materiales. Pueden clasificarse según varios criterios:

Según su estructura

Los filtros pueden estar fabricados en un único bloque que es sustituido completamente cuando el filtro ha quedado obsoleto o por un sistema de piezas múltiples en el que se mantiene el cartucho y se sustituye el filtro ubicado en el interior.

La elección de uno u otro depende principalmente de nuestro modelo de coche, si es diésel o gasolina y nuestra propia comodidad.

Según los materiales

Normalmente los filtros se fabricaban con materiales metálicos. En la actualidad existe una variedad ecológica construida con elementos más respetuosos con el medio ambiente.

Cuándo cambiar el filtro de aceite

El mantenimiento del filtro de aceite es clave para el cuidado del motor de nuestro coche, ya que el bloqueo del mismo repercute negativamente en el funcionamiento de una de las partes principales del vehículo.

Es posible limpiar el filtro de aceite si la pieza está preparada para ello, aunque no es muy recomendable ya que puede dañarse y perder propiedades. Lo más habitual es buscar repuestos de coches para esta pieza bien cada 10.000 kilómetros o siempre que se realice un cambio de aceite.