La chatarra, el “todopoderoso” del reciclaje

Con relativa frecuencia nos encontramos numerosos centros de chatarra, que podrían ser auténticos cementerios de coches, situados a ambos lados de la carretera mientras realizamos cientos de kilómetros con nuestro vehículo. Estamos seguros de que muchas veces te ha llamado especialmente la atención la cantidad de chatarra que podemos encontrar en cualquier ciudad. Esto no se debe a otra cosa que a la importancia de la chatarra en el sector automovilístico.

Podríamos decir que la chatarra se trata del “todopoderoso” del sector. Cada vez más son los que recurren a centros especializados para que sean ellos los que se encarguen de su vieja tartana que, aunque te cueste reconocerlo, ya muestra un aspecto algo desolador. Eso sí, hemos de tener en cuenta que no cualquier centro vale, de hecho la compraventa de chatarra es ilegal salvo que se realice en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATV). No obstante, resulta conveniente estar informados de qué centros son los que pueden realizar esta actividad.

Los accidentes o las bajas definitivas de los vehículos suelen ser los motivos más frecuentes por los que los coches son destinados a su reciclaje mediante la chatarra. Las piezas de tan sólo un vehículo pueden ofrecer cantidad de piezas que pueden ser aprovechadas por coches que requieren una reparación. Se trata, por tanto, de un mercado realmente económico, ya que ofrece todo tipo de elementos automovilísticos a un precio mucho más reducido que las piezas originales.

El mito de que las piezas extraídas de la chatarra no son de fiar, ha quedado obsoleto con el paso de los años. La garantía que ofrecen sus piezas avalan la seguridad de su compra. Piezas que, pese a haber sido utilizadas anteriormente, ofrecen una garantía sensacional a un precio realmente asequible para la mayor parte de compradores. Además, te agradará saber que aquellas piezas procedentes de la chatarra han pasado previamente por un exhaustivo control en el que se valora el correcto funcionamiento de cada elemento, por lo que la compra de piezas de chatarra resulta segura.

Y es que, en este caso, debemos sentirnos orgullosos de la labor que realizamos los españoles con la chatarra dentro del mundo automovilístico. Mientras que la media europea ronda el 85% de reciclaje de vehículos o piezas de los mismos que han dejado de funcionar, en España podemos presumir de contar con un porcentaje relativamente superior, 95% ni más, ni menos.

Ventajas que produce la chatarra

Tal y como mencionábamos anteriormente, la adquisición de chatarra conlleva un beneficio económico realmente considerable. Esta sea quizá la ventaja más llamativa que afecta directamente a nuestro bolsillo, sin embargo, otra ventaja que debe ser resaltada en igual medida es el beneficio ecológico. ¿Sabías que la fabricación de un producto nuevo a partir de chatarra o material reciclado reduce al menos un 20% de las emisiones que se producen durante su proceso?

Por si fuese poco, mediante el reciclaje de estas materias se consigue una optimización así como un ahorro considerable del consumo energético, así como la reducción las emisiones de gases efecto invernadero y la contaminación ambiental. No olvides que cantidad de vehículos encuentran en el mercado de lachatarra nuevas opciones para alargar su vida útil. No obstante, en ocasiones las piezas destinadas para chatarra cumplen funciones artísticas que seguro que desconocías. Cada vez son más los escultores que aprovechan elementos de la chatarrapara piezas de arte realmente impresionantes.

Si estás pensando en vender tu coche como chatarra, no dudes en acudir a tu centro de confianza y asegurarte de que tu vehículo aún puede ser útil para otros más. Recuerda que cada vez son más las facilidades que ofrecen numerosos centros especializados, como servicios de recogida de chatarra y préstamo de contenedores.



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario