Mi coche ha sido declarado siniestro total, ¿y ahora qué?

Que a todos los vehículos les llega su momento es un hecho irremediable. Sin embargo, a veces la “fortuna”, llamémoslo así, considera que la vida de nuestro automóvil ya ha sido suficientemente duradera y decide convertir nuestro vehículo en siniestro total. “Coche siniestrado”, dos palabras que caen como un jarro de agua fría para aquellos que sufren en primera personasus consecuencias. Es entonces cuando el pánico se apodera de nosotros y multitud de preguntas que giran en torno a qué hacer con nuestro automóvil nos invaden. Tanto si por desgracia te ha tocado vivir esta situación como si afortunadamente estas palabras no te recuerdan a nada, aquí podrás encontrar toda la información necesaria cuando tu coche sea declarado siniestro total. ¡Toma nota!

Se dice que un coche es declarado siniestro total cuando los gastos de su reparación son superiores al valor del vehículo. Esto no implica que necesariamente sea obligatorio deshacernos del automóvil pese a que en esta situaciones es lo más preferible. Aún así, hay quien decide hacer frente a estos gastos y lanzarse en la aventura de la reparación mediante la utilización de piezas nuevas o de aquellas que resultan inservibles en otros coches pero pueden actuar como salvadoras en el nuestro. No obstante, debemos tener en cuenta que en ocasiones los daños en nuestro coche siniestrado son estructurales y afectan en gran medida a la seguridad de nuestro vehículo por lo que la mejor opción será deshacernos de él.

 Conocer el tipo de seguro que contratamos será el primer paso para saber qué gastos cubre la aseguradora y cuáles no. Una vez sepamos esto y dependiendo del tipo de accidente sufrido así como la culpabilidad de las partes, nos detendremos en analizar qué gastos cubrirá nuestra compañía. En caso de que no estemos de acuerdo con la indemnización fijada por nuestro coche siniestrado, podremos recurrir a ella teniendo en cuenta que los casos variarán dependiendo si el responsable ha sido el asegurado o el tercero.

Lo que debes saber antes de deshacerte del vehículo...

Si hemos llegado hasta este punto, nos daremos cuenta de la cruda realidad del mundo automovilístico, esa que muestra cómo los vehículos pierden alrededor del 18% de su valor residual en el momento en el que éstos salen por la puerta del concesionario. Tener esto en cuenta a la hora de calcular el valor de nuestro vehículo nos ayudará a aceptar el valor real. Es por eso mismo por lo que debemos ser conscientes del estado de nuestro vehículo y evitar sumirnos en un halo de optimismo porque la cifra que nos darán por nuestro vehículo por desgracia no será especialmente elevada.

Elegir un centro profesional de desguace o un taller de calidad será clave y podrá suponer una diferencia relevante en el precio que nos ofrecerán por nuestro coche siniestrado. Del mismo modo, resulta fundamental conocer qué tipo de cobertura de seguro tenemos y a partir de ahí sabremos los detalles de los gastos a los que tendremos que hacer frente. Además deberán valorar el precio de tu vehículo antes del accidente, esto podrás realizarlo mediante multitud de páginas especializadas en el sector.

Sin duda alguna, lo principal es que no cunda el pánico cuando tu coche sea declarado siniestro total y en caso de que lo haga, no dudes en acudir a cualquier centro profesional para recibir todo tipo de información y ayuda sobre tu vehículo.

 



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario