Cómo ahorrar en los recambios para el coche

Cuando nuestro coche necesita una reparación podemos optar por varias opciones a la hora de conseguir las piezas para sustituir las averiadas:

-         Podemos comprar piezas a través a la marca de nuestro vehículo, aunque esta es la opción más cara. Además, dependiendo de la casa oficial el servicio y la rapidez del mismo a veces puede dejar mucho que desear.

-        Otra opción es buscar recambios no oficiales fabricados por terceros para nuestro vehículo. Si bien esta opción es más económica que la anterior, sigue suponiendo un desembolso importante, sobre todo dependiendo de la pieza que necesitemos reponer.

-        Finalmente, la opción más económica son los recambios de desguace. Estas piezas se recuperan de vehículos que ya no se encuentran operativos por alguna avería o siniestro que no afectan a la mayoría de sus componentes.

De esta forma los recambios obtenidos en los desguaces pueden suponer un ahorro de en torno al 70% (en algunos casos incluso más), según Rafael Pardo, director general de la Asociación Española de Desguazadores y Reciclaje del Automóvil (AEDRA). AEDRA cuenta hoy día con más de 600 empresas miembro dedicadas al negocio del desguace de vehículos según las normativas y los procesos regulados que rigen el sector hoy día.

Esto que no es de extrañar, ya que las piezas que se aprovechan de estos vehículos son un claro ejemplo de las ventajas de la economía circular, por la que el flujo económico y ecológico de los recursos invertidos en la fabricación de los vehículos se cierra.

 

La realidad de los recambios de desguaces

 

Los recambios de coches obtenidos de desguaces cuentan así con la misma calidad que las otras opciones que podríamos considerar y con la gran ventaja de tener un precio mucho más reducido. No obstante, existe todavía una imagen anticuada de la función y los procesos operativos de un desguace. Muchas veces se tiene la falsa idea de que son poco más que cementerios de coches donde estos se almacenan al final de su vida útil para ser devorados por el polvo y el óxido. Hoy en día, las instalaciones que conocemos como desguaces son en realidad centros homologados para el correcto procesado y aprovechamiento de estos vehículos que han quedado descartados.

Cómo comprar recambios

 

Si hace unos años la única forma de conseguir un recambio para nuestro coche habría sido desplazarnos a las instalaciones del vendedor, hoy días las nuevas tecnologías nos ofrece una opción mucho más conveniente: los desguaces online. Sin movernos de nuestra casa podemos acceder a un surtido catálogo de recambios de las distintas marcas. Así encontramos todo el inventario de los desguaces perfectamente referenciado y detallado.

Una vez que hemos localizado la pieza que necesitamos sustituir en nuestro coche, podemos proceder al pago online y recibirlo cómodamente en nuestra casa. Esta forma de conseguir nuestros recambios aporta una gran transparencia al sector que sólo puede beneficiarnos a los clientes.



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario