Reparación y sustitución del elevalunas eléctrico

El elevalunas eléctrico del coche permite subir y bajar los cristales de las puertas con tan solo pulsar un botón. El elevalunas eléctrico consiste es un dispositivo que se incorpora en el interior de la puerta y que está compuesto principalmente por un pequeño motor eléctrico y un mecanismo que transforma el movimiento rotativo del motor en un movimiento lineal. Este movimiento lineal hacia arriba y abajo es el que se transmite al cristal o luna de la puerta.

Además del fallo total de funcionamiento del elevalunas, existen otros indicios de avería que hay que tener en cuenta:

- Las ventanillas suben y bajan de manera más lenta de lo habitual.
- Se producen atascos en el desplazamiento, subiendo o bajando.
- El botón sólo funciona después de haber puesto en marcha el motor.
- Se escuchan ruidos extraños o crujidos durante el movimiento de la ventanilla.
- Después de bajar la ventanilla, esta no queda bloqueada en posición.

Averías del elevalunas eléctrico

Los sospechosos habituales en caso de que los elevalunas eléctricos no funcionen son los fusibles fundidos, un fallo en los cables de conexión o una avería en el motor eléctrico del sistema.
La avería resulta más compleja cuando está localizada en los mandos de los elevalunas situados del lado del conductor, ya que además de controlar el elevalunas delantero, también controlan las otras ventanillas del coche por seguridad.

Si existen fallos de los elementos de sujeción o se detecta un cable desgarrado, estaremos ante un caso de avería grave que requerirá la sustitución del elevalunas eléctrico. En este caso, es posible recurrir a un desguace online en los que podremos localizar los repuestos de elevalunas compatibles con nuestro coche. Esta opción resulta siempre más económica, especialmente en los coches de gama alta que llevan ventanillas de doble cristal, ya que el mecanismo debe soportar un peso mayor y por lo tanto el precio resulta más elevado.
Según el mecanismo utilizado, los tipos más usuales de elevalunas eléctricos son:

- Brazos articulados: el motor acciona un sector dentado articulado a unas palancas en forma de tijera.
- Cable de tracción: el motor recoge o libera un cable de acero en ambos sentidos que provoca el desplazamiento a través de unos carriles guía.
- Cable rígido de accionamiento: el motor mueve en ambos sentidos un cable rígido normalmente dentado similar al que se emplea en el limpiaparabrisas.

La sustitución del elevalunas eléctrico no es un procedimiento complicado. Primero se retira el tapizamiento de las puertas, se quitan los elevalunas viejos y se instalan los nuevos. Antes de volver a colocar el revestimiento de las puerta, se debe verificar que el sistema funciona adecuadamente. Por último, conviene asegurarnos que el servicio de sustitución que nos ofrezca el taller incluya, si fuera precisa, la programación con equipo de diagnosis.



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario