Le he echado gasolina a mi coche Diésel ¿qué hago ahora?

Sí, la has liado, quizá por despiste, por el constante cambiar de coche, o por una mala señalización en la gasolinera, pero por error le has echado gasolina a tu coche Diesel o viceversa, esto puede llegar a ser error fatal, pero que no cunda el pánico, intentaremos que tu coche no acabe como chatarra en el desguace.

No te preocupes si la has liado, según un estudio realizado en 2016, esto es más común de lo que paree, en España al año se suelen confundir unos 72.700 conductores al año, no estás solo en este “fregado”. Vamos al lío.

 

1.     No arranques el motor

Si te has dado cuenta del error repostando, para cuanto antes, y si ya has terminado, no arranques el motor ni pongas el contacto, de hecho, intenta no mover el coche, lo mejor es que avises a la gasolinera para que te dejen tener el coche ahí parado.

2.     Llama a la asistencia en carretera

El Diésel se compone en parte de un componente aceitoso que puede ensuciar todos los componentes por los que pase, y es bastante difícil de limpiar, aparte de poder dejar inútiles piezas de coche como el catalizador.

3.     Dejar el coche en el taller

Un equipo de profesionales trabajará por tí. Es muy importante que lo repostado salga del coche, lo antes posible para evitar que se meta en los conductos y no dañe la bomba, suele ser una reparación costosa, ya que muchas piezas tienen que ser desmontadas, limpiadas y colocadas otra vez en su lugar, en algunas ocasiones el taller suele pedir al desguace los recambios que necesite si alguna pieza del coche se ha quedado inservible.

 

No hagas esto ni loc@

Aunque te hayas equivocado una vez, intentemos que no te equivoques dos, puede ser que, por las prisas, el estrés o la desinformación, aun siendo conscientes del error, queramos seguir nuestro trayecto una vez nos hayamos equivocado, eso si puede ser un error fatal, ya que el repostaje equivocado llegaría a los conductos del motor, el carburador se puede dañar, y seguir deteriorando piezas como el catalizador, bomba de inyección, los inyectores etc. Y que todo esto dispare la factura que el taller esté preparando frotándose las manos.

 



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario