La barra estabilizadora

La barra estabilizadora es una barra de metal flexible que está relacionada con el sistema de suspensión de nuestro vehículo. Este componente une la carrocería a las dos ruedas de un mismo eje que normalmente suelen ser las de la parte delantera. Aunque esto último puede depender del tipo de coche que sea, el distinto uso que se le dé al vehículo y el propio gusto del conductor.

La función principal de la barra estabilizadora es minimizar la inclinación lateral de la carrocería a la hora de tomar una curva. Es muy poco común que durante la vida de un coche la barra estabilizadora sufra una avería. No obstante, puede tener una rotura en cualquier unión con las ruedas o la carrocería. En estos casos recomendamos, como tu desguace de confianza, cambiar el sistema y poner una barra estabilizadora nueva.

¿Cómo funciona la barra estabilizadora?

Debido a la fuerza centrífuga, al tomar una curva la carrocería del coche se inclina hacia el lado de fuera. Esta inclinación supone que las ruedas externas sufran una mayor fuerza y las ruedas internas la descarguen, siendo este el motivo por el que se levanta el coche de uno de los lados. Es posible que, en alguna situación extrema, las ruedas del interior de nuestro vehículo dejen de tener contacto con la superficie durante un instante.

La barra estabilizadora de un coche hace que parte de esa fuerza dinámica que sufren las ruedas internas se transfieran a las ruedas externas. De esta forma, se reducirá la presión en la rueda que mayor peso soporta en la curva y, por ende, se minimizará la inclinación de la carrocería de nuestro vehículo.

La transferencia de una mayor o menor fuerza de unas ruedas a otras depende de la elasticidad que tenga la barra. Si una barra estabilizadora es demasiado rígida, provocará una transferencia de fuerza mayor y, por lo tanto, será menos cómoda la conducción porque se notará más la fuerza en la otra rueda. Por el contrario, si la barra es demasiado elástica no transferirá apenas fuerza de unas ruedas a otras y no será nada eficaz para reducir la inclinación del coche.

Recuerda que, si al realizar una curva con tu vehículo notas demasiada inclinación o la sensación que sufres no es cómoda o demasiado brusca, puede ser que la barra estabilizadora esté averiada. En ese mismo momento, no debes dudar en consultar con tu desguace o taller de confianza para solicitar una revisión del estado de la barra estabilizadora de tu vehículo. 



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario