El mercado de los recambios sigue creciendo

Uno de los sectores que más sufrieron con la llegada de la crisis económica fue el del automóvil. Los españoles tuvieron que hacer frente a unos ingresos familiares cada vez más reducidos. En este escenario, comprar un coche nuevo se convirtió en muchos en un lujo que no podían permitirse.

Los consumidores empezaron a considerar cada vez alternativas que les permitieran ahorrar y de esta forma los negocios relacionados con el mantenimiento y reparación de vehículos comenzaron una época de crecimiento. Entre estos negocios destaca especialmente el sector de los recambios.

La mayor parte de las piezas de un coche sufren un desgaste mínimo con el uso. Las averías por lo general están relacionadas con un reducido grupo de piezas que tienen que hacer frente a un mayor estrés mecánico. La sustitución de algunos de estos sospechosos habituales por recambios resulta muy asequible mientras que otros pueden ser resultar bastante caros. En cualquier caso, la reparación siempre resultará más económica que la compra de un coche nuevo.

 

El mercado de los recambios

El sector de los recambios de automóviles ha experimentado una tendencia creciente desde el inicio de la crisis. La pequeña regresión que se observó en las ventas de 2012 con la puesta en marcha del Plan PIVE ya ha quedado muy atrás. El mercado de recambios en España cerró 2017 con una cifra récord de ingresos de 5.315 millones, los que supone un 9% respecto al año anterior.

Además, según el Instituto Nacional de Estadística, en 2017 el precio de los recambios experimentó una subida por primera desde hacía años. Y lo que es más, esta subida de precios de un 4,5% prácticamente ha compensado la caída acumulada en los cuatro ejercicios anteriores. Como referencia, este 4,5% supone un incremento 4 veces mayor que el del IPC.

 

Recambios online

Por otra parte, los españoles han aprendido a buscar recambios para su coche por su cuenta gracias a internet para alargar la vida útil. Estas tiendas online ofrecen un catálogo extenso y variado a unos precios muy competitivos gracias a la transparencia.

La crisis que empujó a los consumidores a descartar la compra de un vehículo como primera opción ya empieza a quedar olvidada, pero la tendencia positiva en la compra de recambios perdura. Estas son muy buenas noticias para el bolsillo de los españoles y para el medioambiente.



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario