Turbos de coche en la actualidad

Los coches con turbo cada vez están más de moda. El turbo es una pieza mecánica que hace que los motores de menor capacidad rindan mejor a la vez que reducen el consumo. En algunos países, instalar un turbo en el coche es una manera de aumentar la potencia del mismo sin pagar más impuestos por la cilindrada del vehículo.

Qué es un turbo y cómo funciona

El turbo o turbocompresor” es un sistema que se implementa en el tubo de escape de los vehículos para aumentar la potencia de estos y que proviene de la industria aeroespacial.

El turbo consigue una “sobrealimentación” del motor, es decir una comprensión del aire antes de que se introduzca en los cilindros.  De esta forma, el motor recibe una más cantidad de oxígeno, produciendo una combustión mayor que genera un aumento de la potencia.

El uso del turbo es frecuente en los coches de tipo diésel, ya que normalmente utilizan el exceso de aire para funcionar. La aplicación novedosa del turbo está sobre todo en los coches que funcionan mediante gasolina o gas.

El turbocompresor está formado por una turbina con dos molinillos que se encuentran unidos por el mismo eje. Cuando los gases de escape salen del motor, estos accionan la turbina gracias al calor y a la presión. Este aire a presión es enviado al motor provocando un aumento de la energía que recibe.

Además, este sistema necesita de la instalación de una válvula de descarga para evitar que la energía de los gases de escape aumente de forma descontrolada haciendo explotar el motor. La válvula de descarga expulsa parte de la presión de los gases. También se incorpora a este mecanismo un radiador para enfriar el aire comprimido antes de que este entre en el motor del coche, el intercooler.

Tipos de turbos

Aunque a lo largo de la historia han existido diferentes tipos de turbos, en la actualidad pueden dividirse en dos categorías principales:

-          Geometría fija: se trata del tipo de turbo más sencillo. Tienen una estructura básica y cuentan con la ventaja de ser los más baratos y fiables, aunque, por otra parte, el tiempo en accionar la potencia al motor desde la pisada del acelerador es mayor que en otro tipo de turbos.

-          Geometría variable: este tipo de turbos es el más eficiente, ya que al incorporar diferentes piezas móviles en la turbina adapta mejor las revoluciones y aprovecha mejor los gases de escape, otorgando al sistema un rendimiento mayor. Su inconveniente principal es que son menos fiables y se estropean con mayor facilidad.

-          Twin Scroll: pueden ser de geometría fija o variable, y su ventaja principal es que incorporan dos salidas en la caracola de escape que permiten separar los gases de entrada y salida consiguiendo una reducción del tiempo de respuesta.

-          Turbo eléctrico: este turbo es una novedad que continúa desarrollándose en la actualidad y que cada vez incorporan más modelos de coches. Mantiene el funcionamiento de turbo normal, y se diferencia de este en que solo tiene una caracola de entrada movida por un dispositivo eléctrico.

En la tienda online de Desguace París puedes encontrar diferentes tipos de turbocompresores para varios modelos y marcas al mejor precio. Al tratarse de un desguace online, tienes acceso a múltiples opciones entre las que puedes comparar categorías, marcas o precios y que puedes ordenar en función de tus preferencias.

También puedes llevar a cabo la tasación de vehículos. Se trata de un servicio totalmente fiable con el que podrás obtener el valor de tu vehículo de forma rápida y sencilla. La tasación de vehículos puede realizarse de forma online, y siempre está garantizada la mejor oferta por el coche. 



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario