¿Por qué vender los coches a desguaces?

Vender los coches a desguaceses una muy buena opción para quien quiera deshacerse de ellos, tienen muchas ventajas, pero tienen el inconveniente de que ofrecen un precio bajo. Los desguaces no suelen ofrecer precios realistas por los vehículos, ello se debe sobre todo a su estado. Las principales razones por las que los conductores llevan sus vehículos a desguaces son:

-       Que hayan tenido un accidente y el importe de la reparación sea muy caro.
-       Que estén averiados y no tengan solución.
-       Que sean demasiado viejos y ya no se les de uso.

No todos los desguaces que compran coches pueden hacerlo (enteros o por piezas), ya que según la normativa de 2017, solo los centros de tratamiento de vehículos autorizados pueden desmontar, comprar y vender legalmente estos componentes. En España hay unos 1.300 centros de tratamiento de vehículos autorizados. La cuantía que los desguaces son capaces de ofrecer depende del estado en el que se encuentre el coche, su antigüedad y la provincia en la que se sitúe. Si el vehículo tiene una antigüedad menor a diez años puede ser que tras una valoración por parte del desguace en cuestión se consiga obtener algo de beneficio, pero si no es así y el vehículo tiene más de diez años, es muy difícil que se pueda tener ganancia.

 

Aspectos a tener en cuenta antes de vender

Antes de vender los coches a desguaces se debe realizar lo siguiente para obtener una mayor rentabilidad: en primer lugar, hay que dar de baja el vehículo y conocer su valor (tasación), posteriormente se procede a la búsqueda del desguace según preferencias del conductor, servicios que ofrezcan, opiniones de usuarios. Antes de llevar el coche al desguace se prepara para que así quede lo mejor posible, y pueda obtener un mayor valor por parte de los técnicos del desguace. Se traslada el coche al desguace, y por último se negocia el precio de venta. Existen desguaces que aparte de ofrecer todos los servicios propios de los desguaces, se encargan de dar de baja los vehículos, para ello es necesario que el conductor se identifique con su DNI en vigor o tarjeta de residencia NIE si es extranjero. Tiene que aportar también la ficha técnica del coche y permiso de circulación. Una vez reunida la documentación, el desguace es el encargado de tramitarlo en la DGT.

 

“Compramos tu coche”

En el mercado de segunda mano, existen profesionales que ofrecen comprar coches al mejor precio, lo cual la mayoría de veces hace desconfiar. En los últimos años, tras la creciente demanda en este mercado, han aumentado más estos profesionales. Estas empresas que tienen como actividad comprar coches usados, aseguran con su publicidad una máxima tasación, pago al contado, facilidad de trámite e incluso se hacen cargo de cualquier coche, en cualquier estado. Su objetivo es atraer la atención y alcanzar el mayor público posible, consiguiendo así clientes. Si bien es cierto, no es todo tan real como lo intentan vender en publicidad. Entre estas empresas se encuentran los almacenes de coches de segunda mano, la conocida tasación online y los particulares camuflados.



Comparte

Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario