Un repaso general sobre el motor de arranque

en

No obstante, a pesar del desconocimiento general, se trata de un elemento sin el cual sería imposible poner en marcha nuestro coche. Por eso queremos contarte cuál es el papel que cumple el motor de arranque en el sistema general de un automóvil y qué debemos hacer en caso de que presente algún fallo.

¿Qué es el motor de arranque?

El motor de arranque es la pieza que se encarga de poner en marcha el motor térmico, se trata de un componente auxiliar que funciona mediante la energía eléctrica que recibe a través de la batería del coche.

El motor de arranque se compone de dos elementos principales: el motor en sí mismo, un mecanismo eléctrico que engrana con el motor térmico y un relé de arranque que cumple dos funciones; desconectar y conectar el circuito y accionar el piñón de arranque.

¿Cómo funciona el motor de arranque?

El funcionamiento del motor de arranque, aunque puede parecer un procedimiento muy técnico y complejo, es simplemente un circuito bastante simple que tiene como objetivo accionar el motor térmico que permitirá el movimiento del vehículo.

En funcionamiento de este circuito de arranque comienza cuando giramos la llave del contacto: en este momento la batería transmite una intensa corriente eléctrica a través de unos gruesos cables hasta el solenoide, un interruptor potente que puede absorber la potencia que viene de la batería y que se apaga y enciende rápidamente para evitar problemas.

Cuando la corriente llega a esta pieza, un electroimán atrae una varilla hecha de hierro que completa el circuito cerrando dos contactos pesados y actuando también como muelle de retorno necesario para impedir que el motor de arranque gire más de lo necesario. Si este sistema no funciona correctamente, el motor consume demasiada electricidad ocasionando una descarga de la batería.

La energía se transmite al piñón que se encuentra acoplado a una corona dentada del volante motor. Cuando el piñón gira transmitiendo el movimiento al eje del motor de arranque, este transmite el impulso mediante inercia al motor térmico, accionando.

Fallos en el motor de arranque

En el momento que giramos la llave del contacto, si percibimos que no se está poniendo en marcha el motor, probablemente se deba a un fallo en el motor de arranque o de la batería. La forma de distinguirlo es accionar las luces y comprobar si estas no se encienden o la intensidad es muy baja: en cuyo caso se tratará de un problema de la batería.

Otros indicios de que el motor de arranque tiene algún defecto pueden ser los ruidos extraños en el momento de accionar el contacto o el olor a quemado y humo cuando encendemos el vehículo.

En caso de que el motor de arranque de tu vehículo esté presentando algún fallo, te recomendamos que confíes en un profesional para solucionarlo, otra opción más barata y sostenible económicamente es acudir a un desguace online como por ejemplo, Desguace París donde tienes la opción de encontrar un motor de repuesto a un precio menor que el del fabricante. Los desguaces online también se enmarcan dentro de una manera de comprar muy cómoda, ya que no hace falta que nos desplacemos.