Síntomas y Averías del Caudalímetro

en

Descubre porque el Caudalímetro no es el principal responsable de las averías que se le atribuyen y ahorra en reparaciones innecesarias.

Esta pieza es un elemento muy delicado de nuestro coche ya que, sin un correcto mantenimiento y cuidado, el sensor del caudalímetro podrá romperse y no tendrá arreglo posible, tendrás que comprar otro ya que es imposible de reparar, pero como te hemos comentado, se le atribuyen averías que no le corresponden.

Aun así, muchos caudalímetros han acabado en la basura sin tener la culpa y los dueños han seguido experimentando la avería que achacaban al caudalímetro.

En este otro post ya te explicamos que es y cómo funciona el caudalímetro por lo que te recomendamos que le eches un vistazo en caso de que no lo sepas.

Como saber si tiene un fallo el Caudalímetro

Unas cuantas razones por las cuales el caudalímetro te avisa de que algo está fallando son:

  • Te das cuenta que la potencia que te da el coche no es igual, por lo que estás sufriendo pérdida de potencia.
  • Ves que cada vez que aceleras dejas humo más negro que los trenes de carbón.
  • Cuando estás al ralentí las revoluciones por minuto a las que suele funcionar tu coche varían constantemente o no son iguales que antes de la avería
  • Cuando debido a toda la suciedad que tienes dentro del sistema de admisión tienes un tapón en el mismo.

Estos problemas dan información al sensor de que algo no va como debería, pero está haciendo bien su trabajo.

En realidad, la única avería del Caudalímetro es esta:

  • Aparece un código de avería en el cuadro que hace referencia a que se ha perdido comunicación con el sensor.

Este es el motivo principal por el que el caudalímetro esté averiado, ya que es posible que hayan perdido contacto los cables o se haya estropeado hasta el punto de fundirse el sensor. Ya que cuando nos sale en el cuadro de mandos que hay una avería en el caudalímetro es porque el sensor está recibiendo señales de muchos sensores, si los datos que recibe varían mucho de los datos que debe de recibir entonces es cuando “sospecha” que la información no es la que tiene que ser, o que está siendo engañado.

Entonces es más que probable que nuestro sensor esté funcionando a las mil maravillas, porque ha detectado que los datos que le han dado no son los que normalmente tienen que ser, pero el problema está originado en otra parte. Te tocará investigar en el sistema de admisión.

Evitar averías en el caudalímetro

Ya sabes que la única manera de que se averíe el caudalímetro es mediante el fallo en el sensor o los cables, esto se puede evitar con una correcta limpieza del mismo a la vez que utilizando unos filtros de aire buenos. Atento a estos pasos para que nunca tengas que comprar uno.

Limpiar caudalímetro en 7 sencillos pasos

¿No quieres tener que comprar un caudalímetro nuevo a causa de que eres muy vago para realizarle el mantenimiento? Estás de enhorabuena, aquí te dejamos los 7 pasos para que no sufras ninguna avería en tu caudalímetro y lo puedas limpiar como debes:

  1. Busca el sistema de admisión de aire. Es inconfundible, un tubo largo enganchado al filtro del aire y motor. Siempre está cerca de la caja del filtro por lo que deberás desmontarlo por esa parte.
  2. Desconecta las conexiones eléctricas, con cuidado de no estirar de los cables sino del conector. (Cuidado de tener el coche encendido, ¡apágalo!)
  3. Desenroscamos, quitamos los tornillos que sujetan el caudalímetro y lo sacamos.
  4. Ahora tienes entre tus manos el caudalímetro, mucho cuidado con esto, es muy delicado. Déjalo apoyado en alguna superficie limpia y con el sensor mirando hacia arriba. Ahora lo rociamos con el líquido limpiador de componentes eléctricos. A los pocos segundos se evapora por lo que tendremos que volver a ver si ha hecho su trabajo.
  5. En caso de que haya quitado toda la suciedad, este paso lo puedes saltar. Si tras una inspección visual observas que sigue quedando suciedad en el sensor, vuelve a repetir el paso anterior hasta que lo observes limpio.
  6. Volvemos sobre nuestros pasos y lo dejamos todo como estaba, mucho cuidado de dejarnos tornillos sin poner.

Mucho cuidado con esta pieza, si crees que no serás capaz de hacerle la limpieza como debes no lo dudes y llévala a un experto en un taller.

En caso de que sea demasiado tarde, aquí puedes buscar un caudalímetro para tu coche.

BUSCA EL RECAMBIO QUE NECESITAS

Envío GRATIS en 24 horas. Si no funciona el recambio ¡Te devolvemos el dinero!

Si la pieza no está en nuestra web, rellena el formulario y nuestro equipo de Atención al Cliente te responderá rápidamente.