Cuáles son los tipos de carburante y cuál es mejor para tu coche

en

Nuestras preferencias a la hora de elegir la compra de un nuevo coche casi siempre se han basado en nuestro uso del mismo, si hacemos mucha carretera siempre hemos elegido un coche con combustible diesel ya que es más barato de repostar mientras que hoy en día gracias a las limitaciones de las grandes ciudades a los coches más contaminantes, si vivimos en una de ellas quizás la elección de un coche gasolina o incluso electrico tendrá mayor relevancia gracias a su menor contaminación.

Es por ello que dependemos fundamentalmente del tipo de carburante que utiliza nuestro coche. Según este criterio, nuestra primera elección será diésel o gasolina mientras que los coches eléctricos sigan perfeccionándose y adaptándose a nuestro uso diario mientras se extienden los surtidores.

La diferencia principal entre ambos está relacionada con su similitud: se trata de productos combustibles que gracias al motor convierten la energía química en energía mecánica a través de explosiones controladas.

La manera en que se producen estas explosiones es la desigualdad más acuciante entre el combustible diésel o gasolina.

Los coches que utilizan gasolina emplean bujías para prender el carburante gracias a la baja compresión del motor y, por otro lado, los motores diésel no precisan de bujías pues tienen una comprensión mayor que genera suficiente calor de la mezcla de aire y combustible.

Esto se traduce en algunas diferencias de cara a la utilización del coche:

  • Los coches de gasolina permiten estirar las revoluciones más que los diésel, entre otras que veremos más adelante.
  • El precio es otro de los elementos a tener en cuenta: los coches de gasolina son más baratos que los coches con carburante diésel, pero el gasóleo es el carburante más barato.
  • Frente a esto, los coches diésel se averían con mayor frecuencia estadísticamente, y las reparaciones son más caras que en los coches de gasolina.

A continuación, veremos cuales son los tipos de combustible que existen en el mercado y cuales son los que mejor vienen a nuestro coche entre el gran surtido y repertorio que hay en el mismo.

Tipos de Diesel/gasoleo

Una buena parte de vehículos que circulan por nuestras carreteras usan el combustible Diesel, a diferencia de otros países como Estados Unidos donde el uso de los coches que usan gasolina es bastante mayor debido a la gran diferencia de precios y la gran abundancia de Gasolina como productor de petróleo.

Aquí veremos cuales son los principales tipos de gasoil que tenemos en España y que más usaremos en caso de tener que repostar cualquier tipo de vehículo.

Gasoleo A

Es el que tiene mejor calidad y por tanto es el que se usa para los vehículos de uso diario ya que está mejor refinado y tiene los aditivos adecuados.

Entre sus características encontramos que la parafina no se solidifica cuando trabaja a baja temperatura, ayuda a reducir el consumo a la vez que las emisiones y el motor puede entregar unas mejores prestaciones mientras que sigue siendo más barato que la gasolina.

Dentro del tipo de diesel/Gasoleo A, tenemos varios subtipos que son los que nos solemos encontrar en las estaciones de servicio:

Diesel A+, Plus o Premium

Tiene todas las características del Diesel normal o Gasoleo A, a diferencia de lo que mucha gente cree, los aditivos que incorpora el Gasoleo A no mejora la calidad de la combustión, no notarás que adelantarás más rápido ni que tiene mejor aceleración ni nada por el estilo ya que sólo incorpora unos aditivos específicos para alargar la vida de los componentes como son el motor, escape.

Biodiesel

Se caracteriza principalmente por ser un combustible más limpio en lo que a emisiones se refiere además de que es capaz de limpiar las impurezas acumuladas dentro del deposito de combustible del mismo.

Diesel 1D, 2D y 4D

No estamos acostumbrados a este tipo de nomenclatura, pero se refiere a la densidad del combustible. Para climas fríos está diseñado específicamente el Diesel 1D, mientras que el 2D es para climas más cálidos.

El 4D suele estar reservado para uso en maquinaria industrial ya que son motores de baja velocidad.

Gasoleo B

Es el usado para maquinaria agrícola, embarcaciones y otros vehículos autorizados a usarlo. No tiene el nivel de calidad del Gasoleo A, ya que no está tan filtrado y por tanto tiene más parafina, lo cual indica que no es adecuado para su uso en motores de coche o moto. Como puntualización, hoy en día sigue habiendo gente que echa Gasoleo B a sus coches, ya que argumentan que la diferencia es mínima, y así es.

Pero el uso de este Gasoleo en vehículos normales está penado con multas de hasta 3000€ y son fáciles de identificar por su característico humo y su color rojizo, por lo que puede ser que no merezca la pena.

Gasoleo C

Es el más barato y por lo tanto el que menos refinado está y menos aditivos para el uso correcto en automóviles contiene. Es el que utilizan las calderas de calefacción por su alto porcentaje de parafina.

Cómo el Gasoleo B, está prohibido su uso en coches, motos y embarcaciones bajo multa de hasta 3000€.

Tipos de Gasolina

Con el paso del tiempo y evolución de la tecnología hemos conseguido pasar de la antigua gasolina de octanaje 85 con plomo o la super de 97 al octanaje actual y mejorado de Gasolina 98 y 95.

Las principales diferencias entre las dos es el precio y su octanaje, siendo este último el nivel que mide facilidad o resistencia a la detonación de la gasolina.

Gasolina 98

Los aditivos mejorados que tiene este octanaje similares en beneficios al del Gasoleo A, ayudan a mantener limpio todos los sistemas que lo utilizan como el motor, sistema de inyección y escape, pero este octanaje si es capaz de mejorar las prestaciones del coche por lo que suele ser más usado en vehículos deportivos o de lujo.

La razón por la cual mejora las prestaciones del coche es porque al ser su octanaje tan alto es porque su compresión es mayor y por tanto aumenta también el rendimiento del motor, de ahí que no tenga sentido usar esta gasolina para motores con poca cilindrada y sea destinado casi por completo a motores de alta cilindrada, deportivos o de gama premium.

Gasolina 95

Su reducido octanaje mejora el rendimiento en motores más normales y de uso cotidiano con cilindrada pequeña, aparte es mucho más barata que la gasolina de 98 octanos con una diferencia de casi 20 céntimos normalmente.

La gasolina 95 es más limpia que el diesel y gasolina 98, por eso hoy en día está exenta de limitaciones en las grandes ciudades.

Bioetanol

El bioetanol tiene un octanaje de 104 y es mucho más barato que la gasolina, no obstante no es capaz de hacer tantos kilómetros como la Gasolina 95 por lo que su ahorro en precio se verá reducido al tener que repostar más veces.

Es una fuente más limpia que la Gasolina 95.

El combustible más limpio: Gas Natural

Es el combustible más limpio, eficiente y sostenible, su mayor desventaja es que ahora mismo no hay gran repertorio de vehículos que lo usen o sean capaces de tener un deposito dedicado al mismo aparte de que es posible que en nuestra gasolinera habitual no exista un surtidor de Gas Natural y nos tengamos que mover más kilómetros de los habituales para repostar.

Hace unos años se estandarizó su uso en vehículos de transporte como autobuses, pero también se utiliza en trenes, aviones, vehículos pesados y últimamente algunas marcas han sacado modelos con un depósito extra para utilizar Gas Natural conjunto al de gasolina 95.

El bulo del nuevo etiquetado del combustible

Hace un año se puso en marcha una nueva normativa europea para la fácil distinción entre países de la Unión de los combustibles al repostar. Tal fue la confusión que mucha gente tuvo miedo de repostar el combustible erróneo y que se acabara rompiendo el motor del coche.

Por suerte el etiquetado sólo sería una distinción sutil en los surtidores de combustible de todas las estaciones de servicio europeas.

Aun así no hay grandes diferencias en la nomenclatura entre carburantes dentro de la Unión Europea ya que los distribuidores apenas se diferencian entre ellos y suelen ofrecer también Gasoleo A, Gasoleo B y gasolina del 95 y 98. Pero en caso de que no seas capaz de diferenciar cual sería el combustible que le echas en España y siguiendo esta imagen:

Cuáles son los tipos de carburante y cuál es mejor para tu coche 2

Si tienes un Diesel, la B indica el porcentaje de Biodiésel. En España la gran mayoría del Diesel distribuido en estaciones de servicio tiene un 7% de biodiesel, por lo que optaríamos por la etiqueta B7. Y en coches con gasolina la E es para el etanol, dónde la gran mayoría de surtidores en España usan gasolina con un 5% o 10% de etanol por lo que nuestra elección será entre el E5 y E10.

Qué hacer si nos equivocamos de carburante

Con todo, insistimos en que el tipo de carburante con el que vamos a alimentar el motor de nuestro coche no es opcional en ningún caso; siempre ha de ser aquel dispuesto por el fabricante.

Debemos llevar cuidado con esto, ya que un error puede resultar fatal para la vida de nuestro vehículo.

A pesar de estar muy bien señalizado, puede ocurrir que nos confundamos en el repostaje. Es complicado introducir diésel en un coche de gasolina ya que el boquerel de la manguera es un poco más grande y no encaja correctamente.

Si de todas formas llenamos más de un cuarto del tanque del coche gasolina con el combustible equivocado, probablemente conseguiremos que arranque e inmediatamente se detendrá.

La solución en este caso es enviar el coche al taller para vaciar todo el circuito: tanque, tubos e inyectores que puedan estar contaminados por la circulación del gasóleo. Allí hay que comprobar si la equivocación ha afectado al carburador o catalizador ocasionando daños más graves.

Si hemos tenido suerte y la cantidad que hemos vertido es mínima el coche circulará sin problema, aunque recomendamos igualmente una revisión urgente.

En la posición opuesta, si llenamos de gasolina un motor diésel, el coche va a arrancar y a circular emitiendo ruidos extraños hasta detenerse. De la misma manera que en el caso contrario hay que drenar y limpiar el depósito del vehículo y todo el sistema por el que ha circulado el carburante.

Es probable que la bomba de inyección haya quedado bastante dañada incluso después de una limpieza exhaustiva, por lo cual es recomendable simplemente sustituirla.

Podemos encontrar este tipo de recambios en desguaces de coches. Actualmente una de las opciones más cómodas son los desguaces online. En Desguaces París puedes hallar piezas de sustitución para una gran variedad de modelos desde la comodidad de tu vivienda.

Si no queremos encontrarnos con situaciones incómodas y costosas es conveniente mantener el vehículo con revisiones periódicas y sustitución habitual de las piezas más desgastadas.

Si ya te has equivocado al echar el combustible y tu coche es un pisapapeles de una tonelada de peso, dalo de baja y llevate algo de dinero por el usando nuestro sistema de tasación de vehículos por whatsapp.